martes, 4 de mayo de 2010

La "VERDAD" Ornitológica

Desde su reciente aparición, hace apenas 10 días, muchos son los comentarios surgidos en los diferentes foros ornitológicos acerca de "La Verdad Ornitológica", blog nacido con el ánimo de informar u opinar lo mejor y más imparcialmente posible sobre los diversos temas que puedan afectar a esta afición que todos compartimos, y que desafortunadamente hoy se encuentra tan desunida como desinformada.

Es obvio que cuando se opina sobre ciertos temas como los federativos, donde prima una política partidista que a muchos ciega de razón, a todos es imposible contentar y lo normal es que tanto aparezcan apreciaciones a favor como en contra de lo publicado.

A día de hoy, entre las numerosas opiniones que ha dado lugar la aparición de "La Verdad Ornitológica", todas de agradecer, ha despertado mi interés de forma especial tres de ellas, pues pienso que se han basado más sobre prejuicios establecidos y divagaciones que sobre un serio análisis objetivo del blog y su contenido.

-a) ANONIMATO DEL EQUIPO EDITOR.
Sobre ello, es inútil argumentar más de lo que ya se ha expuesto para intentar explicar las razones iniciales que justificaban escribir bajo pseudónimos (no usar el anonimato para injuriar o insultar amparándose en el mismo; necesidad para que no se prejuzgara por la autoría sino por los contenidos; aclaración de que tanto en periodismo como en literatura es cosa más que usual; etc), cosa que nunca con anterioridad habíamos ejercido ese derecho ya que siempre nuestros escritos en otros foros han llevado firma.
Ésta no fué sino la primera excusa propagada para intentar desacreditar a "La Verdad Ornitológica" a falta de verdaderos argumentos y razones que los avalaran.
Intento que como se puede comprobar, quedó frustrado por el gran número de entradas que ha recibido este blog y que a mi juicio, no hay comparación con ningún otro de similar contenido en tan corto espacio de tiempo.

-b) IDENTIFICACIÓN DE LOS EDITORES
Siempre se dijo que hay gente "pa to" y que los hay que nunca estan contentos.
Una vez desvelada las identidades del Equipo Editor, el contenido del Blog sigue sin ser lo importante, sino que quien lo escribe prevalece sobre lo escrito. Algo tan insólito como no abrir las cartas porque el cartero no sea del agrado de uno.
Si antes lo importante para desacreditar era que sus editores escribían bajo pseudónimos, ahora parece ser que lo importante es el que hayan perdido el anonimato, cuando en realidad lo verdaderamente importante para esas personas creo que es el intento de desacreditar gratuitamente sin razones que lo justifiquen,... y desconcertado me he quedado el comprobar como alguno que ha amparado y auspiciado el anonimato para que bajo su manto se pueda insultar, se afana con esmero en intentar desacreditarnos por este u otros conceptos similares.
Pues nuevo intento frustrado, incluso a pesar de que se ha boicoteado todo lo referente a este blog en varios foros ornitológicos sin más razón a mi entender que por desencuentros personales con uno de los editores....Pero el contador de entradas sigue subiendo.

-c) EL NOMBRE DE CABECERA.
Dado que los dos pasos anteriormente expuestos no les dieron el fruto esperado, pues ahora la hipotética y nueva justificación para seguir intentando desacreditar a "La Verdad Ornitológica" no es lo que en él se escribe u opina, como así debería ser; ya no es el anonimato de sus editores o la pérdida del mismo; ni tampoco la rectificación de algún dato o apreciación; sino que ahora es ...el nombre de cabecera. Y es que eso de llamarse "La VERDAD Ornitológica" parece ser que irrita, molesta, angustia o escalda a algunos.

Numerosos periódicos, editoriales, canales de T.V., etc. llevan o han llevado como nombre de cabecera "LA VERDAD", tanto en España (ejemplo: el de Murcia) como en Sudamérica ( Argentina, Méjico, Venezuela, etc), sin que al menos yo conozca intentos de desacreditarles por ostentar esa expresión .

Como paradoja con lo que actualmente está sucediendo referente a "La Verdad Ornitológica" desde su reciente aparición y el trato que está recibiendo en diversos foros públicos ornitológicos, les expongo lo sucedido en su día, a principios del siglo XX, con el periódico LA VERDAD de Murcia, y que por semejanza, deduciremos fácilmente que el mundo habrá cambiado desde esas fechas acá, pero poco lo ha hecho el hombre:

-El nuevo diario, que se confesaba abiertamente católico, habría de competir con otros ya asentados, como "El Liberal" de orientación anticlerical. De ellos y de un ambiente en que dominaba el anticlericarismo y la demagogia, y tenía amplio campo la masonería, recibió encendidos ataques desde el mismo momento en que salió a la calle.
Sobre los jóvenes que voceaban el nombre de LA VERDAD caía la rechifla y los insultos de los voceadores de los demás periódicos murcianos.
También, en el quiosco de la estación de ferrocarril se negaban a su venta, y los paquetes enviados a los pueblos murcianos se perdían en el trayecto.

2 comentarios:

  1. Y digo yo que oculto deseo se escondia en la idea original de la impunidad?, da mucho que pensar de las buenas intenciones originales, de echo yo ya sufri en mis carnes la discriminacion, parece ser que lo de la mala fe existe en todos los lados.

    Juan Matilla Garcia

    ResponderEliminar
  2. http://www.andalusiandays.com/paquetes.php

    ResponderEliminar

Comentar esta noticia